Objetivos de COORDIEP

La Declaración de Principios y Organización de COORDIEP afirma que sus fines y propósitos son:

1. Propender a la plena vigencia de la libertad de la cultura como suprema expresión de la inteligencia y la voluntad del hombre y afirmación de su naturaleza social.

2. Defender, consiguientemente, el derecho de cada hombre de adquirir la verdad y de poder transmitirla libremente a los demás mediante la vigencia del principio constitucional de enseñar y aprender.

3. Afirmar “el derecho incontrovertible” de cada familia para elegir el tipo de educación que han de dar a sus hijos: “la libre opción del educando para escoger la enseñanza que más convenga a su vocación, capacidad e intereses” y las facultades, derechos y obligaciones de todos los agentes educativos y sus delegados según nuestra tradición y en el marco del régimen constitucional argentino, en lo que es materia propia de su competencia según su naturaleza y jurisdicción.

4. Promover el desarrollo de la enseñanza de iniciativa privada, plural, democrática e integrada de pleno derecho al sistema educativo oficial.

5. Velar para que no se ponga obstáculo alguno al funcionamiento normal de las escuelas, de modo que los estudios puedan desarrollarse sin trabas conforme a las tradiciones nacionales, religiosas y lingüísticas de los habitantes.

6. Evitar toda discriminación, diferenciación, exclusión, limitación o preferencia en el campo de la educación para reafirmar el principio de la igualdad de oportunidades por medio de la libre elección de servicios educativos para todos.

7. Afirmar y defender por todos los medios posibles el reconocimiento del derecho de abrir y organizar escuelas; formular fines y objetivos institucionales y el desarrollo curricular de la enseñanza; designar y mantener libremente a su personal; elegir textos y utilizar los métodos más idóneos; disciplinar la vida escolar y su régimen interno; calificar y promover al propio alumnado; otorgar títulos y participar equitativamente en los presupuestos educativos y en el gobierno de la enseñanza.

8. Cooperar con el Estado Nacional, las provincias y las municipalidades para fortalecer el sistema educativo argentino y elevar la calidad de vida por medio de una mejor educación, impartida y recibida en libertad, que esté al servicio del bien común, conforme con los valores de la nacionalidad y con los principios, derechos y garantías consagrados por la Constitución Nacional.